viernes, 29 de septiembre de 2017

SORTEO DE UN EJEMPLAR DE VIENEN MAL DADAS DE LAURA GOMARA Y ROCA EDITORIAL (@Lauraromea @RocaEditorial)



¡Hola a todos!


Ayer mismo publiqué la entrevista de Laura Gomara y hoy os traigo el sorteo de su novela Vienen mal dadas gracias a la colaboración de la autora y de Ediciones Roca.
Si quieres participar en el sorteo, sólo has de dejar un comentario en esta entrada y rellenar el cuestionario de Rafflecopter que encontrarás abajo.
Este sorteo estará activo desde hoy hasta el próximo 22 de octubre de 2017 y el fallo del sorteo lo publicaré el 29 de octubre como máximo.
¿Te animas a participar?
¡Suerte a todos!

jueves, 28 de septiembre de 2017

ENTREVISTA A LAURA GOMARA AUTORA DE VIENEN MAL DADAS (@lauraromea @rocaeditorial )


¡Hola a todos!

Hoy quiero compartir con vosotros la entrevista que realicé hace muy poquito a Laura Gomara, autora de Vienen mal dadas, una novela que acaba salir a la venta con Roca Editorial.

Aquí os dejo la sinopsis de la novela, para que vayáis haciendo boca:


Ruth Santana es una joven desahuciada y pluriempleada que vive en el umbral de la pobreza para pagar lo que considera su deuda con los bancos. Vive en una ratonera insalubre y desde hace unos meses espera a la salida de los supermercados para coger pan o yogures. Por alguna razón que ni ella misma comprende, sigue luchando.

Una noche, un desconocido le hace una oferta. Quiere que le ayude a reventar cajeros automáticos. El hombre le ofrece dinero rápido para pagar su deuda con el banco y volver a llevar una vida normal. Le ofrece la libertad. A cambio, Ruth tendrá que renunciar a sus escrúpulos. Y, tal vez, a algo más.

De la mano de Hugo Correa y su dispar banda de atracadores, Ruth Santana descubrirá una Barcelona más oscura, más peligrosa y más viva de la que había imaginado.

Y ahora, la entrevista a Laura Gomara, espero que la disfrutéis:

Hola, Laura, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti.

¿Cuándo supiste que querías ser escritora?

Te diría que siempre, pero mentiría. La verdad es que no lo sé. También creo que escritor es una cosa que te llaman los demás, no tú mismo, así que de momento espero el veredicto de los lectores.

¿Qué fue lo primero que escribiste? ¿A qué edad lo hiciste?
Empecé a escribir, más allá de las redacciones escolares, en la adolescencia, que fueron también los años en los que más leí. Dejé de hacerlo los primeros años de universidad y volví a retomarlo, más encarada a la ficción y la narrativa, a los 22 o 23 años.

¿Tiene tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritora?

Sin duda. Soy eso que llaman freelance, que queda más cool que “persona con muchos trabajos”, en el sector editorial. Me dedico a dar clases de escritura creativa, a tutorizar a escritores y ayudarles a corregir sus textos hasta obtener la mejor versión de la obra. También hago crítica literaria y ahora mismo colaboro con la plataforma de suscripción Bookish. ¡Así que me paso el día rodeada de libros! Y eso me ayuda muchísimo en mi faceta como escritora.

¿Cómo te formaste como escritora?

Poco antes de terminar la carrera empecé a trabajar con la escritora Gemma Lienas. Recuerdo que el primer día en su despacho hicimos una lluvia de ideas para el argumento de una novela infantil que estaba escribiendo. Fue ella quien me enseñó a hacer una ficha de personaje, a montar un argumento, quien me abrió su biblioteca y con quien empecé a dar clases de narrativa hace cuatro o cinco años. Sin su ayuda, hubiera acabado escribiendo, sí, pero hubiera tardado mucho más tiempo en escribir una novela presentable.

¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir?

Tranquilidad, espacio mental y no empezar una página en blanco, que haya algo escrito, aunque sea “capítulo 1”.

¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?

Sobre a las cinco o las seis de la mañana. Es el momento en el que hay más silencio y nadie te necesita, todo el mundo duerme y no deberías estar haciendo otra cosa.

Antes de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?

Muchísimo, aunque sea un proceso interno y no plasme nada en papel, antes de escribir una historia tengo que tener claro lo que pasará, ver las escenas. Después la propia historia, los personajes, la inspiración o simplemente cosas que me han pasado ese día ayudan a dar forma a la escena y verosimilitud a los sentimientos de los personajes. Pero si me pongo delante de la pantalla en blanco, sin ninguna idea y me digo: “escribe”, lo único que conseguiré es un bloqueo.

¿Eres una escritora de las que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías?

Escribo a ordenador, soy incapaz de escribir nada más que notas a mano. Aunque también es cierto que alguna vez he improvisado la primera versión de un cuento en una servilleta.

¿Cómo es un día en la vida de una escritora como tú?

Uff, pues un día en el que hago de todo menos escribir.
Ahora en serio… Los días que blindo para escribir los paso sola, en casa o en la biblioteca, y somos la historia y yo, delante del ordenador, durante 10 horas.

¿Eres aficionada a la lectura? ¿Le dedicas muchas horas a lo largo del día?

Muchas, porque es mi trabajo. Normalmente no menos de seis al día pero, claro, tiene truco: no son lecturas que yo elija. Por placer, suelo leer uno o dos libros a la semana.

¿Qué tipo de literatura te gusta leer?

Leo casi de todo. Una semana me pillarás releyendo a Ovidio, la siguiente a Diana Wynne Jones o Neil Gaiman, otra a Lorca, otra me dará por las novelas de vampiros, otra estaré leyendo a Conrad, los cuentos de Sara Mesa, un ensayo de Pedro Olalla o una novela de Amélie Nothomb.
Pero, si tengo que buscar una tendencia, leo mucho cuento, novela negra y clásicos.

¿Eres lectora de libros de papel o también lees ebooks?

Leo en los dos formatos, no entiendo la guerra entre defensores del solo-papel y del solo-ebook. Creo que se pueden combinar: cuando viajo, llevo ebook, para trabajar prefiero el papel porque me permite anotar. Soy de esas personas que pintarrajean mucho los libros.

¿Cuál es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él?

Uff… hoy te diría uno y mañana otro, es muy difícil responder a esa pregunta sin sentirse traidora. Así que creo que no tengo escritores favoritos. Soy bastante infiel.

¿Recuerdas algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es? ¿Por qué le tienes especial cariño?

Hay varios: Matilda, de Roald Dahl, porque creo que todo niño lector se sentía identificado con ella; Las brujas, del mismo autor, porque fue el primer libro que me dio auténtico terror y, además, el primero que no acababa bien. También, por supuesto, Harry Potter, yo no escribiría si no hubiera leído a Rowling, y creo que es algo que pasa con mucha gente de mi generación.
¿Qué estás leyendo ahora?

Deudas del frío de Susana Rodríguez Lezaun, La banda de los niños de Roberto Saviano, un librito de poesía de Warsan Shire y dos novelas que estoy tutorizando.

¿Si tuvieras que recomendar una novela cuál sería?

¡Depende del lector! Dicen que soy buena recomendando novelas, pero si no conoces a la persona tienes muchos números de equivocarte.

Me arriesgo a recomendar uno de los libros que más he regalado: La princesa prometida, de William Goldman.

¿Qué autores clásicos y contemporáneos te han influenciado como escritora?

No hubiera escrito Vienen mal dadas sin haber leído a Juan Marsé (por su manera de plasmar Barcelona), Roberto Saviano (que desmitifica el crimen como nadie) o algunas novelas de Pérez-Reverte (por la aventura). Hay muchísimos más, claro, pero leer a estos autores me ayudó en el proceso de creación de la novela.

¿Hay algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna vivencia, tus raíces…?

¡Todo! Escribes lo que crees que eres, lo que has leído, lo que te han contado, lo que has vivido, los viajes que has hecho, la música que has escuchado y las películas que has visto. Si alguno de esos elementos cambiara, escribirías diferente, por supuesto.

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?

Los gifs XD (en serio, pierdo mucho tiempo buscando gifs), viajar, estudiar lenguas. Cosas bastante aburridas para alguien que las ve desde fuera, pero a mí me encantan.

Hablemos ahora sobre tu novela, Vienen mal dadas: ¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

La semilla del personaje de Ruth salió de una anécdota que viví hará unos tres años y que se narra en el primer capítulo de la novela (¡no os haré spoilers!). Cuando me pasó, anoté la idea para escribir un cuento, empecé a darle vueltas al personaje de Ruth y a imaginar cosas de su vida. Su historia se unió a la de otro personaje, el de Hugo Correa, que había surgido también como idea para un cuento: la de un hombre trajeado que se para delante de una persona que pide en la calle para hacerle una propuesta.
Cuando las historias de Ruth, una mujer joven que lo ha perdido todo, y Hugo, un tipo que necesita a alguien como ella para llevar a cabo sus planes, se cruzaron, supe que eso no eran cuentos, que tenía una novela.

¿Cómo te organizaste para escribirla?

Madrugando mucho. En ese momento tenía un contrato con una única empresa, de 40 horas, me levantaba a las 5:30 y escribía hasta las 8. A las 9 entraba a trabajar.

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?

No, para nada. Pero el ambiente de Vienen mal dadas sí que es el que se respiraba en algunos barrios de Barcelona en los años más duros de la crisis, cuando empezaron a echar a la gente de sus casas, cada día había más personas durmiendo en la calle y estabas seguro de que mañana te podía tocar a ti.

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de Vienen mal dadas?

Revisarla. Cuando tuve una versión más o menos terminada, se la di a leer a unas cuantas personas y, como sus opiniones eran positivas y yo en aquel momento no tenía tiempo para moverla entre agentes y editores, decidí enviarla al premio L’H Confidencial. No ganó, pero quedó segunda, y la editora me pidió que la revisara y, si cambiaba algunos detalles, seguramente la editarían. No tenía ni idea de cómo revisarla porque era mi propio texto, pero al final, con la ayuda inestimable de Esther Aizpuru, lo logré.

¿Tenías claro desde el principio cómo escribirías la novela?

Sí, pero antes de ponerme a escribir hubo un periodo de planificación importante: construí a los personajes, trabé la trama, estructuré los capítulos, escogí los puntos de vista… Luego, claro, hubo cambios sobre la marcha y precisamente fueron esos cambios los que me obligaron a revisar extensamente la novela.

¿Cómo fue ese momento de ponerte a escribir la primera frase de la novela?

No lo recuerdo, pero me imagino en casa, sin tener mucha idea de lo que estaba haciendo, empezando a escribir una historia que tal vez terminaría o tal vez no.

¿Te llevó mucho tiempo escribirla?

La primera versión unos siete o nueve meses, la escribí entre Barcelona, Blanes y Bélgica.

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el lector debería elegirla?

Vienen mal dadas es una novela negra, pero también una historia que podría pasarnos a cualquiera de nosotros. Retrata una crisis que hemos vivido y eso la hace una novela cercana y al mismo tiempo dura, pero no pierde en ningún momento la esperanza. Los lectores me han dicho que es ágil, no se tarda más de tres días en leerla, y que engancha desde el primer momento porque empatizas con Ruth y su situación. También que te pasas toda la novela en tensión, deseando que no se vaya todo al traste porque, aunque los personajes no son precisamente unos angelitos, deseas que por una vez les vayan las cosas bien. (¡Pero no os prometo nada!).

Y ahora hablemos del futuro:
¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

Estoy terminando una segunda novela en la que la protagonista es muy diferente de Ruth. Es también una novela negra, ambientada en Barcelona, en la que Eva, una carterista bastante peculiar, que viste de Chanel y lleva Louboutin, tiene un problemilla con las mafias de la ciudad y con un asunto de chantaje. Para solucionarlo, tiene que robar algo más que carteras y pisos de turistas. Es una novela diferente a la anterior, algo menos amable, pero en ella vuelve a haber mucha crítica social.

¿Cuáles son tus propósitos literarios para el próximo 2018?

Encontrar editor para la nueva novela, terminar un par de proyectos de infantil y juvenil que tengo en marcha, empezar a armar una nueva novela para adultos y, sobre todo, poder dedicar al menos un par de horas al día a escribir. ¡Soy muy optimista!

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?

Si quieren publicar en el sector editorial tradicional: que no se desanimen, solo hay que llamar a las puertas correctas con el producto correcto presentado de manera correcta (y me preguntarán ¿cómo se hace eso? Bueno, eso es precisamente lo que trabajo con mis alumnos). Que no tengan prisa por publicar, sino por tener un texto intachable. Que no hagan spam: si envías tu novela fantástica a un editor de novela realista, es evidente que ni la leerá. El mundo editorial no está tan cerrado como parece.

Muchas gracias, Laura, y mucha suerte con Vienen mal dadas y tus proyectos presentes y futuros.


-->
¡Gracias a ti, Inma! ¡Y a todos vosotros por llegar hasta aquí!

miércoles, 27 de septiembre de 2017

PILAR MÚÑOZ ÁLAMO, UN CAFÉ A LAS SEIS (@PilarMuozAlamo)




Ficha técnica:

Autora: Pilar Múñoz Álamo
Editorial: Autopublicación
Formato: Ebook
Número de páginas: 183
Precio: 2,99 €

Biografía de la autora:

Nacida en Pozoblanco (Córdoba), en 1967, reside en la capital cordobesa desde su infancia. Es licenciada en Psicología –Especialidad de Psicología Clínica- por la UNED y funcionaria de la Administración General del Estado (Ministerio de Empleo y Seguridad Social). Aficionada a la escritura desde corta edad y apasionada de la vida, la psique y las relaciones sociales y humanas, hace de la literatura un medio de entretenimiento con el que transmitir, además, la realidad de nuestro tiempo y las emociones, reflexiones y sentimientos que suscita en quienes la viven. 
En 2011, irrumpe en el mundo literario con una recopilación de relatos de ficción de corte intimista, Ellas También Viven. Relatos de Mujer, al que sigue la publicación en abril de 2014 de su primera novela de Ficción Contemporánea, Los colores de una vida gris. Con su segunda novela, ¿A qué llamas tú amor?(octubre 2014), se adentra en el ámbito de la literatura erótica, sin perder por ello el carácter intimista y reflexivo que hace de esta una obra que va mucho más allá del sexo. 
En octubre de 2015, se alza como ganadora del Concurso de Post Solidarios 2015, organizado por la Fundación Mutua Madrileña con motivo de los III Premios al Voluntariado Universitario, con el relato de ficción «Algo más que un buen amigo», publicado —entre otros medios— en el blog literario que administra. A lo largo de 2015 y 2016 ha formado parte de diversas antologías de relatos y microrrelatos: «Divergentes —20 miradas sobre Pedroche—», editado por el Excmo. Ayuntamiento de Pedroche (Córdoba); «Sensaciones y sentidos II» (Diversidad literaria), «Porciones del alma» (Diversidad literaria), «Deseo eres tú» (Kelonia Editorial) y «La librería más bonita del mundo» (Editorial Playa de Ákaba). 
Paralelamente, gestiona el «Blog literario de Pilar Muñoz» —en el que publica relatos cortos de su autoría—, así como la «Página literaria» de su mismo nombre en Facebook.


Sinopsis:

«No menosprecies el poder de la imaginación, también puede destruirte».

Raquel se dispone a acudir a una cita de compañeros de promoción organizada por su amiga Lourdes después de 25 años, aunque en el fondo siente que no debería ir; una parte del pasado, que no la ha dejado vivir en paz, podría estar esperándola en el hotel donde tendrá lugar la celebración. 
Ansía ese encuentro tanto como lo teme. Porque aquello de lo que ha estado alimentándose a lo largo de su vida podría dejar de ser real. O atraparla para siempre. 
Unas veces, no podemos huir del pasado. Otras, no deseamos escapar de él.

«Un café a las seis» es una historia intensa, emotiva, reflexiva, visceral. Una historia escrita con el corazón. De las que te hacen sentir.

Mi opinión:

Conocí a Pilar Muñoz Álamo por casualidad de la mano de Mayte Esteban en la Feria del Libro de Madrid y me dio la primicia de que, en breve, Pilar publicaría una nueva novela. Por supuesto, en aquel momento, ya tuve claro que en cuanto saliera a la venta Un café a las seis me haría con ella.

Leí Un café a las seis prácticamente de una sentada y no porque sea una novela con algo menos de 200 páginas y se acabe rápido, si no porque la trama me enganchó desde la primera página. Algo que me hizo disfrutar mucho de la lectura es la manera que tiene Pilar Muñoz de expresar los sentimientos y las emociones de sus personajes, y eso lo consigue especialmente con Raquel, la protagonista de Un café a las seis.

De Un café a las seis también me ha gustado mucho el estilo, que es elegante, y su prosa, que es muy cuidada, con la que la autora crea una historia plagada de sentimientos y una trama que, aunque en su inicio no lo parece, acaba siendo la correspondiente a una novela romántica.

Para acabar, me gustaría añadir algo en lo que me ha hecho reflexionar Un café a las seis y no es en otra cosa que en el paso del tiempo; en cómo el día a día y la rutina a veces acaba devorándonos una parte de nosotros, que al final damos por desaparecida o, incluso, por muerta; pero que un día, por un hecho fortuito, acaba renaciendo de sus cenizas y dándonos una segunda oportunidad para volver a ser felices o, tal vez, a vivir la vida en toda su gama de colores.

martes, 26 de septiembre de 2017

MERCEDES PINTO MALDONADO, UNA DE LAS TRES (@MercedesPintoM )


Ficha técnica:
Autora: Mercedes Pinto Maldonado
Título: Una de las tres
Editorial: Amazon Publishing
Páginas: 354
Precio: 9,49 € (formato papel) y 4,99  (formato ebook)

Biografía de la autora:
Si queréis saber más cosas sobre la autora, os invito a que leáis la entrevista que hace poco hice a Mercedes Pinto Maldonado, aquí os dejo el enlace.

Sinopsis ofrecida por la Editorial: 

Separadas tras la muerte de su madre rumana, las trillizas Simona, Irina y Angela se crían en Gran Bretaña e Irlanda, sin saber de su existencia mutua, pero con la intensa sensación de que hay un vacío en sus vidas, una percepción que se desvanece entre sus dedos sin que logren darle sentido. Por eso, cuando ya de adultas una serie de coincidencias las lleva a conocerse, las tres se ven embargadas por la dicha y no tardan en restablecer una relación que nunca debió quebrarse.
Sin embargo, su encuentro revelará que en sus vidas han acabado atrapadas en las redes de hombres indeseables que amenazan con arruinarlas. Hombres peligrosos que las acechan y chantajean. Conjuradas, las hermanas decidirán ayudarse mutuamente a deshacerse de ellos y de su influencia mortal, sin saber que con ello desatarán una trama sembrada de muertes y traiciones, cuyo desenlace esconde giros insospechados, los despojos de una vida llena de secretos.

Mi opinión:

Si eres seguidor de mi blog, imagino que no te ha pasado desapercibido que soy muy fan de Mercedes Pinto Maldonado. La sigo desde hace años, justo desde que cayó en mis manos su primera novela: Maldita, que leí cuando Mercedes acababa de publicarla en formato digital. Desde entonces, he leído cada uno de los títulos que ha publicado y todas me han cautivado.

De Mercedes Pinto Maldonado me gustaría destacar su gran capacidad para dibujar personajes y para dotarlos de una carga emocional, que hacen al lector experimentar de su mano las historias por las que les hace pasar. Sin duda, Mercedes Pinto Maldonado tiene una capacidad envidiable para conseguirlo en todas y cada una de sus historias, y, como no podía ser de otra manera, en Una de las tres, Mercedes Pinto Maldonado vuelve a hacer gala de esta habilidad y de su impecable estilo.

En Una de las tres, la autora parte de la idea de elegir como protagonistas de las historia a tres hermanas trillizas idénticas, que por una determinada razón acaban siendo separadas cuando eran niñas, para reencontrarse años después. A priori, puede parecer que sea un remake de aquella película de hace bastante años ya (me hago mayor...) Tú a Boston y yo a California. Sin embargo, la historia de Una de las tres va bastante más allá de esta película de los sesenta, porque en un momento de la trama da un giro inesperado y acaba convirtiendo la historia en una novela negra y eso, ya sabes, que me gusta (mucho).

Sin embargo, he de confesar que antes de empezar a leer Una de las tres, eché una ojeada a su sinopsis y pensé que tal vez podría tener algunos aspectos inverosímiles, puesto que pensaba que el reencuentro de las hermanas que vivían separadas por grandes distancias, incluso, con fronteras de por medio, sería demasiado azaroso e incluso forzado. No obstante, la autora sale airosa de esta compleja parte de la trama y acaba creando una historia creíble y bien tejida, sin dejar puntada sin hilo como nos tiene acostumbrados.

Para acabar, solo puedo recomendar la lectura de Una de las tres, puesto que como el resto de novelas de Mercedes son unas historias que, además de bien escritas, acaban dejando huella en la memoria del lector.


lunes, 25 de septiembre de 2017

ENTREVISTA A GONZALO GINER, AUTOR DE LAS VENTANAS DEL CIELO (@GonzaloGiner @Planetadelibros )



¡Hola a todos!

Hace unos días entrevisté a Gonzalo Giner, autor de Las ventanas del cielo, una gran novela publicada por la Editorial Planeta. Si queréis saber más sobre el autor, en su faceta como escritor y también como lector, y sobre su novela, seguid leyendo:


Hola Gonzalo, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti. ¿Quién es Gonzalo Giner?

Un veterinario que adora su trabajo, amante de los animales, de los libros y de la Historia, que un buen se convirtió en escritor como terapia a un momento de máxima ansiedad laboral. 


¿Cuándo supiste que querías ser escritor?

A los 38 años di el paso, pero fueron Arturo Pérez Reverte y Katherine Neville quienes tuvieron la culpa de que deseara escribir; el primero con sus novelas “El maestro de esgrima” o “El Club Dumas”, y la segunda con su increíble novela “El Ocho” Cuando terminaba cada una de ellas pensaba: ¡Cómo me gustaría hacer algo parecido!


¿Qué fue lo primero que escribiste? ¿A qué edad lo hiciste?

Recuerdo que escribí un microrelato con 13 o 14 años, pero eso fue todo lo que hice hasta que se publicó en el 2015 mi primera novela “La cuarta alianza, editada por Plaza & Janés. Tenía 43 años. 


¿Tiene tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritor?

Sin ninguna duda. Los animales están presentes en mi vida diaria y por ello también en mis novelas. Pero además mis personajes muchas veces beben de los hombres y mujeres que voy conociendo en el medio rural. Su tesón en la vida, la capacidad de sacrificio de los ganaderos o el espíritu de superación que tienen inspiran a muchos de mis personajes principales. 


¿Cómo te formaste como escritor?

Leyendo mucho y dejándome aconsejar por mi editora; se aprende a caminar caminando... También me fijo mucho en cómo escriben algunos autores para aprender y mejorar mi estilo. 


¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir?

No soy demasiado maniático porque tengo poco tiempo para escribir al compaginar la veterinaria con los libros. Escucho música clásica, sobre todo barroca, cuando me meto en alguna escena que tenga una especial carga emocional, y grabo el documento de forma compulsiva en mi ordenador y en un pendrive ante el miedo de perder lo escrito. 


¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?

Lo hago de madrugada, de 4 a 7 por razones de falta de tiempo durante el resto del día. Es durillo, pero aprovecho muchísimo esas horas dado el silencio que tengo. Duermo poco durante esa época.



Antes de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?

Como mi formación es científica me hago mil esquemas antes de empezar a escribir. Necesito tener toda la trama dibujada de antemano y el contexto histórico claro. Busco inspiración, pero antes de ponerme con la primera página. Luego, es verdad, que una vez me arranco también me dejo llevar por las musas... 


¿Eres una escritor de las que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías?

Siempre con ordenador... Ufff, ¡¡¡Menos mal que los tenemos!!!. Corrijo tanto mis escritos que sería imposible hacerlo a mano.


¿Cómo es un día en la vida de una escritor como tú?

En un día normal de mi vida me encontraríais recorriendo pueblos de la Sierra del Guadarrama, entre bosques y praderas, vacas y terneros, con una parte de mi cabeza dedicada a la faena y otra imaginando escenarios literarios. 


¿Eres aficionado a la lectura?¿Le dedicas muchas horas a lo largo del día?

Me encanta leer. Cuando no escribo, dedico mínimo una hora a leer y me sabe a poco.... Durante los fines de semana mucho más. Cuando estoy escribiendo, y es lo peor, no me da la vida para hacer todo y apenas puedo leer.


¿Qué tipo de literatura te gusta leer?

Me encanta la novela histórica, las biografías en tanto que descubres y aprendes en esas personalidades tan interesantes, y también me gusta la novela clásica.


¿Eres lector de libros de papel o también lees ebooks?

Soy de papel en el 95% de los casos. No me gusta el formato digital y aunque reconozco sus ventajas, por ejemplo para los viajes, prefiero un libro fino que la pantalla de un e-reader.


¿Cuál es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él?

Mi favorita: “Veinticuatro horas en la vida de una mujer” de Stefan Zweig.
Me atrapan los libros de Jöel Dicker. Recomiendo “La verdad sobre el caso Harry Quebert”
Y de autores españoles me fascina como escribe Luz Gabás, María Dueñas y Julia Navarro, como también Ruiz Zafón y desde luego las novelas de Javier Sierra. 


¿Recuerdas algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es? ¿Por qué le tienes especial cariño?

Me acuerdo de Jeromín, de Luis Coloma; mi primera novela histórica. Me marcó mucho “El tercer ojo” de T.Labsang Rampa. Pero recuerdo con especial cariño “Todas las criaturas grandes y pequeñas” del veterinario inglés James Herriot; gracias a sus novelas decidí ser veterinario. 


¿Qué estás leyendo ahora?

Estoy leyendo una novela preciosa; “Pan de limón con semilla de amapolas” de Cristina Campos y a la vez “Patria” Me encantan las dos.


¿Si tuvieras que recomendar una novela cuál sería?

“Crónica de una muerte anunciada” de Gabriel García Marquez


¿Qué autores clásicos y contemporáneos te han influenciado como escritor?

Perez Reverte, Zafón, Ken Follet, Jorge Molist, Matilde Asensi, Julia Navarro... Muchos...


¿Hay algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna vivencia, tus raíces…?

Me encantan las películas dramáticas con buena banda musical; por ejemplo “Leyendas de pasión” Me motivan a escribir, a profundizar en alguno de mis personajes, me empujan a tratar de emocionar al lector tal y como me emociono al verlas. La música de Bach, Hendel y Corelli consiguen el mismo efecto. Si escribo novelas de aventura histórica se debe a lo mucho que me gusta ese género.


¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?

Me encanta la jardinería, la música coral, el padel, pero sobre todo viajar; los viajes me inspiran muchísimo y se convierten en escenarios de alguna de mis novelas más tarde o más temprano. 


¿Crees que Internet y las nuevas tecnologías ha cambiado al lector actual? ¿Por qué?

Sí lo está cambiando; dedicamos menos tiempo a la lectura y lo que recibimos es tan inmediato que no nos permite apenas meditar o cultivar nuestra imaginación. Mi obligación como escritor es ofrecer algo tan atractivo que pueda competir con todos esos ladrones del tiempo que tenemos a diario; móviles, tabletas, series de televisión...


Hablemos ahora sobre tu novela, Las ventanas del cielo:

¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

De mi admiración por las vidrieras; desde siempre me han parecido unas increíbles joyas capaces de transformar el interior de los templos y catedrales; sin ellas, sin el embrujo que producen, las Iglesias se verían cojas.


¿Cómo te organizaste para escribirla?

La tengo dibujada en un folio; es una novela muy circular. Y a ese folio le acompañan otros cinco en los que describo los personajes, los escenarios y las tramas históricas. Cuando tuve claro todo lo anterior, me puse a escribir. 


¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?

Se basa en algunos hechos reales, pero no los puedo adelantar para los lectores que no la hayan leído todavía. 


¿Qué fue lo más complicado de la escritura de Las ventanas del cielo?

La técnicas usadas para construir las vidrieras medievales. No encontré demasiada documentación y hubo momento que creía volverme loco al no entender cómo soplaban y creaban láminas de 1,5 milímetros de grosor.


¿Te llevó mucho tiempo escribirla?

Me llevó 16 meses. Pero fueron 16 maravillosos meses, te lo aseguro.


Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el lector debería elegirla?

Porque les voy a bajar esas increíbles vidrieras al suelo; para que las vean de cerca y se queden cautivados con la luz con que están dibujadas. 
Descubrirán cómo se hicieron y por qué. Pero lo harán a través de unos fascinantes personajes con los que se van a sentir tan identificados que les costará no saber más de ellos al terminarla.. 
Les va a atrapar desde la primera página.


Respecto a la promoción de tu novela ¿qué haces para que el lector la conozca?

Acudo a bastantes ferias del libro por toda España, acudo a las radios y respondo a la prensa escrita de cada Ciudad a la que voy durante la promo. Asisto a multitud de clubes de lectura. Hago presentaciones públicas de la novela en foros culturales, bibliotecas o librerías que me invitan. Y trato de atender a todo el que me pregunta algo en redes sociales. 


Y ahora hablemos del futuro:
¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

Todavía no, y como solo hay una palabra en mi cabeza que puede convertirse en el eje principal de la historia, prefiero no desvelarla aún.


¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?

Que sean perseverantes y no se dejen vencer por los “noes”
Que cuiden muchísimo la originalidad de sus trabajos y sobre todo la calidad de lo escrito.
Que se muevan antes por redes y se ganen un público previo..


Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas. 

Como creo que los escritores tenemos que ser fabricantes de emociones, lo intento conseguir en cada una de mis novelas. ¡Ya lo veréis! 

Muchas gracias, Gonzalo, y mucha suerte con Las ventanas del cielo y tus proyectos futuros.








Related Posts with Thumbnails