lunes, 19 de junio de 2017

ENTREVISTA A JAVIER SÁNCHEZ-BEASKOETXEA, 42,2 MUERTE EN CENTRAL PARK

¡Hola a todos!
Hoy quiero compartir con vosotros una entrevista que he realizado a Javier Sánchez-Beaskoetxea, en la que nos habla sobre su perfil de escritor y lector, y también sobre su novela: 42,2 Muerte en Central Park. Os dejo con su entrevista:

Hola Javier, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti.

¿Quién es Javier Sánchez-Beaskoetxea?
Soy una persona polifacética que a lo largo de mi vida he hecho bastantes cosas diferentes. Nací en Bilbao en 1963. En cuanto a estudios, soy Licenciado en Náutica, Piloto de la Marina Mercante y Licenciado y Doctor en Periodismo. También estuve tentado en mi adolescencia a estudiar Filología Hispánica, ya que me gustaba mucho la literatura. Como aficiones me gusta mucho practicar deporte, sobre todo ciclismo y correr.

¿Cuándo supiste que querías ser escritor?
Como he comentado, la literatura me ha gustado desde siempre. De joven me gustaban mucho las novelas de Pío Baroja, sobre todo las de la trilogía del mar, que habré leído más de una docena de veces. También era un gran lector de Unamuno y de otros clásicos anteriores. Por todo ello, uno de mis sueños ocultos era el de ser escritor, aunque tampoco puse mucho empeño en ello, la verdad.

¿Qué fue lo primero que escribiste? ¿A qué edad lo hiciste?
Ya con diecisiete años o así escribí algunos relatos cortos. Y no eran muy malos. Algunos que he encontrado años después me siguen gustando. Incuso empecé a escribir una novela de aventuras imitando un poco a Baroja. Pero por ahí se quedó. Luego mis estudios fueron por otro lado y dejé un poco apartada mi vena de escritor.

¿Tiene tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritor?
Hoy en día no. Mi vida profesional actual está en la enseñanza en la Universidad del País Vasco, pero con temas que nada tienen que ver con la escritura ni con la literatura. Aunque reconozco que cuando escribo cualquier cosa, como apuntes de mis asignaturas o algún artículo, procuro dejar un texto agradable de leer. Bueno, ahora que recuerdo, hace un par de años escribí un artículo científico para una revista de la Universidad de Murcia sobre “Los marinos en las novelas del mar de Pío Baroja”. Me quedó bastante bonito y bien documentado. Además me sirvió para releer, una vez más, esas novelas de Baroja, que, por cierto, me siguen gustando mucho.

¿Cómo te formaste como escritor?
Pues no sé qué contestar. Me gusta mucho leer, y he leído bastante, lo que siempre ayuda para mejorar en la escritura. También me gusta leer libros y artículos sobre cómo escribir. Siempre se aprenden cosas nuevas y trucos interesantes para mantener el interés de un relato. Durante unos años, además, he sido redactor colaborador en algunas revistas y eso me sirvió para pulir la escritura en muchos aspectos, sobre todo en algunas columnas que escribía y que tenían un carácter muy personal. También hice una vez un curso de escritura creativa. Se me daba bastante bien. Luego tengo algunos relatos cortos y además desde hace tiempo mantengo un par de blogs. Uno es sobre mi actividad deportiva y mis viajes (elsuenodenuevayork.blogspot.com), donde siempre procuro escribir bonito. Y el otro, más reciente, es mi blog de escritor (sanchez-beaskoetxea.blogspot.com), y en él intento subir cada semana algún relato breve nuevo, y eso me obliga a ser imaginativo y a cuidar el texto para contar cada historia que quiero contar en un texto no muy largo.

¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir?
Pues no, ninguna, la verdad. Lo único que necesito es estar solo y en silencio. Es cuando mejor me concentro. Lo que sí hago es releer bastante lo que escribo para ver dónde va mejor una coma o para poder decidir qué palabra es la más adecuada en cada caso. Dejo reposar los textos un día y entonces los reviso.

¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?
Principalmente por la tarde, que es cuando tengo más tiempo y cuando estoy más tranquilo. Aunque lo importante es que me venga la inspiración. Una vez que se me ocurre lo que quiero escribir tengo que hacerlo cuanto antes. Por ejemplo, a veces se me ocurre algo cuando aún estoy en la cama, y entonces lo primero que hago al levantarme es escribirlo, aunque sea un pequeño borrador. Muchas veces la inspiración me viene cuando salgo solo a correr, y entonces según llego a casa lo escribo, incluso antes de ducharme.

Antes de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?
Me dejo llevar más por la inspiración normalmente. Incluso cuando empiezo a escribir un relato no sé muy bien a dónde me va a llevar la historia, aunque me haga un pequeño croquis mental de lo que quiero que pase. Esto me ocurre mucho con los relatos cortos. Me viene a la cabeza una frase que me parece buena y de ahí va saliendo lo demás. Soy el primero que quiere llegar al final para saber cómo acaba la historia.

¿Eres un escritor de las que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías?
Siempre escribo en el ordenador, aunque a veces me gusta escribir algo a mano, pero no suele ser buena idea porque luego tienes el doble de trabajo al tener que transcribirlo al ordenador. Antes escribía mucho con pluma. Me sigue gustando. Tengo varias plumas.

¿Cómo es un día en la vida de un escritor como tú?
Como no vivo de escribir, mi día a día es como el de la mayoría de las personas. Por la mañana voy a la Universidad y me ocupo de mis asuntos allí: clases, investigación, gestión,… Por las tardes normalmente trabajo desde casa y estoy más libre. Luego, como ya he dicho, me gusta mucho hacer deporte, por lo que varios días a la semana saco tiempo para ir a correr. Corro maratones y me gusta entrenar.

¿Eres aficionado a la lectura? ¿Le dedicas muchas horas a lo largo del día?
Sí, todos los días procuro leer algo. Casi siempre en la cama antes de dormir. Normalmente una media hora hasta que me viene el sueño, salvo cuando estoy enganchado con un libro. Entonces leo mucho más tiempo y me devoro el libro en pocos días.

¿Qué tipo de literatura te gusta leer?
Me gustan mucho los ensayos, los libros de viajes, las biografías de gente aventurera,… Un poco de todo. De ficción me gustan mucho los libros clásicos, aunque en los últimos años me he leído casi todos los libros de Murakami. Me enganchan mucho y me gusta esa magia que envuelve a sus historias en una atmósfera especial de la que no me gusta salir cuando estoy con una de sus novelas.

¿Eres lector de libros de papel o también lees ebooks?
He leído mucho en papel, por supuesto, pero hoy en día, al no tener apenas espacio en casa para más libros, leo principalmente en ebook. Además, es un invento muy práctico para llevarte los libros de viaje o para leer en la cama, donde es difícil leer cómodo con un libro grande. Ya sé que muchos amantes de los libros reniegan del libro electrónico, pero en mi caso, por lo menos, puedo decir que gracias a él leo mucho más que antes, ya que no me importa comprar un libro nuevo según acabo de leer uno. Y no solo porque sea más barato, sino por el tema del espacio para guardarlos, como he dicho. Y creo que cuando se trata de leer libros lo importante es eso, leer el libro, y no deleitarnos en si el papel huele de una forma o de otra. Eso sí, leo en un ebook diseñado para leer libros, no en una Tablet que sirve como pequeño ordenador. Los ebooks para leer libros no cansan la vista y la lectura es como hacerlo en papel. En cambio en una Tablet estás mirando una pantalla de ordenador o de teléfono, con retroiluminación, y eso cansa mucho a los ojos si estás mucho tiempo.

¿Cuál es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él?
Pues tengo muchos. Baroja, por supuesto. De libros de viajes me gustan mucho los de Javier Reverte. “Vagabundo en África” es una gran libro de viajes. Y como he dicho ya, Haruki Murakami. “Crónica del pájaro que da cuerda al mundo” me parece un libro estupendo. Igual que “1Q84”. Y claro, para los que corremos maratones es un clásico su ensayo “De qué hablo cuando hablo de correr”.

¿Recuerdas algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es? ¿Por qué le tienes especial cariño?
Recuerdo que mi padre tenía una colección de novelas de Tarzán, de Edgar Rice Burroughs. Me leí casi todas. También las de Sandokan, de Emilio Salgari. Eran buenas novelas de aventuras que me hacían viajar, cosa que me gusta mucho.

¿Qué estás leyendo ahora?
Pues hace poco me encontré el libro “Soldado de poca fortuna”, del padre de Javier Reverte. Es su biografía como soldado en la Guerra Civil y en la II Guerra Mundial. Ya estoy casi terminándolo.

¿Si tuvieras que recomendar una novela cuál sería?
Pues las que he comentado de Murakami; “Los pilotos de altura”, de Baroja; “Niebla”, de Unamuno. No sé, hay muchos libros para recomendar… ¡Ah! Una novela que me parece imprescindible es “Matar a un ruiseñor”, de Harper Lee. La película le hace justicia al libro. La tengo en papel, pero este año me la he comprado para el ebook y la he vuelto a leer en vacaciones.

¿Qué autores clásicos y contemporáneos te han influenciado como escritor?
Pues los que he comentado. Creo que a todos los que escribimos nos gustaría parecernos a nuestros autores favoritos.

¿Hay algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna vivencia, tus raíces…?
Yo creo que el cine nos influye a todos los que escribimos, queramos o no. La manera de contar una historia en un libro debería ser diferente a la que tiene el cine de contar sus historias. Pero muchas veces nos influye más de lo que pensamos. Los clásicos no tenían este problema porque no conocía el cine, pero nosotros crecemos viendo cine en la televisión y en las salas de cine. Luego, por supuesto nuestras vivencias son muy importantes a la hora de escribir. Creo que todos los que escribimos empezamos escribiendo cosas de nuestra vida. Luego vemos que nuestra vida no da para mucho y es entonces cuando interviene la imaginación, que es lo primordial para escribir buenas historias.

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?
Sobre todo el deporte, como he dicho. Corro varios maratones al año, y es una forma, además, de viajar a otras ciudades y países. También me gusta mucho la fotografía. Así que lo que más me gusta últimamente es viajar a una ciudad del extranjero para correr su maratón, sacar fotos, y luego contarlo en mi blog de corredor.

¿Crees que Internet y las nuevas tecnologías han cambiado al lector actual? ¿Por qué?
Pues no lo sé, pero supongo que sí. Sobre todo a los más jóvenes, que están acostumbrados a encontrar todo en internet a la primera. Cuando yo tenía veinte años, para hacer un trabajo para la Universidad tenías que ir a la Biblioteca a buscar la información en los libros. Pero veo que hay muchos jóvenes que siguen encontrando un gran placer en leer novelas, así que hay de todo.

Hablemos ahora sobre tu novela, 42,2 Muerte en Central Park: ¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela? ¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?
Bueno. Lo que le pasa al protagonista me pasó a mí. Fui a correr el Maratón de Nueva York y el alcalde canceló la carrera casi el día antes por las consecuencias del huracán Sandy. De ahí surgió la idea central de la novela. El protagonista, al pasarle eso, decide matar al alcalde de Nueva York. Y ahí empieza todo, con el disparo que mata al alcalde Bloomberg en Central Park, unas semanas después de la cancelación de la carrera. Por supuesto luego todo se complica con cosas que a mí no me pasaron, claro está. No maté al alcalde, jeje.

¿Cómo te organizaste para escribirla?
La idea inicial era diferente a lo que salió al final. Como he dicho antes, muchas veces no escribo con un plan preestablecido, y en esta novela me pasó eso. Mi idea era hacer una novela policiaca al uso, pero luego se me ocurrió relacionarla con la historia del maratón de Nueva York y el libro tomó un derrotero no previsto por mí. Eso sí, cuando ya vi lo que quería, planifiqué a grandes rasgos la novela y sus capítulos. De ahí surgió la idea de hacer un capítulo por cada kilómetro de la carrera y de que hubiera dos historias, una en un sentido cronológico mientras huye del crimen por los EE.UU. seguido por un policía, y la otra al revés, empezando por el final, mientras corre el maratón al año siguiente de la cancelación y de su huida.

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de 42,2 Muerte en Central Park?
Pues como la estructura se complicaba bastante, lo más difícil era no liarme, ya que en cada capítulo voy contando dos historias diferentes que confluyen al final, y una va en pasado y la otra en presente. Así que tenía que tener a la vez dos estructuras mentales diferentes mientras escribía. Y también quería que en cada capítulo quedara algo en el aire que enganchar al lector para seguir leyendo.

¿Tenías claro desde el principio cómo escribirías la novela?
Como he explicado antes, la historia que tenía en mente al principio se transformó rápidamente en otra cosa muy diferente. Y eso me obligó a cambiar todo, incluso el principal asesinado (porque luego hay más muertes). Pero fue un proceso mental que fue desarrollándose en mi cabeza de forma progresiva y tampoco me supuso un gran esfuerzo.

¿Cómo fue ese momento de ponerte a escribir la primera frase de la novela?
Es curioso. Cuando escribí la frase con la que empieza el libro ni siquiera sabía que iba a ser el inicio de esta novela. Estaba en una clase con mis alumnos. Ellos estaban haciendo unos ejercicios y de mientras yo estaba allí, sin hacer nada, a la espera de responder a las dudas que fueran teniendo. Tomé un folio y mi pluma, porque no me gusta estar sin hacer nada, y empecé a escribir ese párrafo que me había venido a la cabeza no sé muy bien cómo. Luego seguí con más párrafos y vi que era un buen inicio para una novela de asesinatos en Nueva York. Luego la historia, como digo, cobró vida propia.

¿Te llevó mucho tiempo escribirla?
Más o menos un año, con altibajos en los que alterné semanas en las que escribía bastante y otras en las que apenas escribía nada. Luego ya la fui corrigiendo, la dejé a algunos amigos para que la leyeran y fui cambiando cosas hasta que quedé satisfecho.

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿Por qué el lector debería elegirla?
Creo que es una novela policiaca diferente. Tiene unos toques de realismo mágico (sin duda por la influencia de los libros de Murakami) y una estructura complicada, en la que desde el primer capítulo sabemos quién es el asesino y quién la víctima. Además, la ciudad de Nueva York (que conozco bastante bien) juega un papel importante y también hay una huida por todos los EE.UU. que la convierten también en una road-movie por la América profunda. Y para los que les guste correr, se describe perfectamente el maratón de esa ciudad. Hay también una historia de amor y muchas reflexiones sobre qué es la justicia y qué es la venganza. También es de destacar, y lo dicen muchos lectores, que es una novela que engancha y que acabas un capítulo y tienes que leer el siguiente. Creo que es algo que agradecen los lectores.

Respecto a la promoción de tu novela ¿qué haces para que el lector la conozca?
Pues al no tener una editorial detrás hago lo que puedo. Tengo mi blog de escritor (sanchez-beaskoetxea.blogspot.com) donde la promociono, como en las redes sociales, y la dejo leer a gente que puede recomendarla, como programas de radio, revistas de maratones o blogs como el tuyo. Pero, la verdad es que lo más difícil de un libro no es escribirlo, sino que sea conocido para que la gente lo pueda comprar.


Y ahora hablemos del futuro: ¿Tienes alguna novela ‘esperando en el cajón’ a ser publicada?
Además de esta novela, tengo otra publicada. Es una novela marítima de misterio y ciencia ficción que se titula “El polizón del buque fantasma” y que transcurre en el mayor buque portacontenedores del mundo en su viaje inaugural entre Hong Kong y Los Ángeles.

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?
Sí. Estoy comenzando otra novela totalmente diferente. Transcurre en dos épocas a la vez y además tiene otras dos historias paralelas que no se cruzan pero que están muy relacionadas. Más o menos la tengo planificada. Ahora tengo que sacar tiempo y ganas para escribirla bien. Pero me lo quiero tomar sin prisas para que quede lo mejor posible.

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?
Pues no soy el mejor para dar consejos. Más bien estoy yo deseando que me los den a mí.

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas.
Pues que lean muchas historias. Pero que lean lo que les gusta. Si un libro no te engancha déjalo y empieza otro. Y si se animan a leer mi novela espero que les guste y que la puedan recomendar a más gente.

Muchas gracias, Javier, y mucha suerte con 42,2 Muerte en Central Park y tus proyectos futuros.
Muchísimas gracias a ti por esta oportunidad.

-->

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails