miércoles, 31 de mayo de 2017

SORTEO DE UN EJEMPLAR DE 'LA PLUMA DORADA' DE SONIA GALDÓS (@AvaCampbel @Ediciones_B)



¡Hola a todos!


Ayer mismo publiqué la entrevista de Sonia Galdós y hoy os traigo el sorteo de su novela La pluma dorada, gracias a la colaboración de la autora.
Si quieres participar en el sorteo, sólo has de dejar un comentario en esta entrada y rellenar el cuestionario de Rafflecopter que encontrarás abajo.
Este sorteo estará activo desde hoy hasta el próximo 25 de junio de 2017 y el fallo del sorteo lo publicaré el 2 de julio como máximo.
¿Te animas a participar?

¡Suerte a todos!


a Rafflecopter giveaway

martes, 30 de mayo de 2017

ENTREVISTA A SONIA GALDÓS AUTORA DE ‘LA PLUMA DORADA’ ( @AvaCampbel @Ediciones_B)



¡Hola a todos!
Hoy quiero compartir la entrevista que hace unos días realicé a Sonia Galdós, la autora de la maravillosa novela 'La pluma dorada', publicada hace muy poco por Ediciones B.
Espero que os guste su entrevista:

Hola, Sonia, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti. ¿Quién es Sonia Galdós?

Pues una mujer que adora a su familia, a sus amigos, la literatura, que trabaja en Recursos Humanos pero ejerce como escritora siempre que puede, aficionada al futbol y al baloncesto, y enamorada de la historia.

¿Cuándo supiste que querías ser escritora?

Nunca he tomado esa decisión de manera consciente. En realidad, todo lo que he hecho en los últimos años ha sido “paso a paso” ¿Soy capaz de plantear la estructura de una novela? Lo hago. ¿Soy capaz de escribirla? Lo hago. ¿Soy capaz de presentarla a editoriales? Así llegué a Ediciones B, gracias a ellos estoy aquí.

¿Qué fue lo primero que escribiste? ¿A qué edad lo hiciste?

Creo que he escrito siempre, y no soy capaz de recordar desde cuándo. Cuentos y relatos, sobre todo. Luego, cuando comencé en la universidad, dejé de escribir. La vida no me daba para tanto. O tenía otros intereses.

La primera novela larga la escribí hace cinco años, en un momento vital de esos de crisis. Había dejado un trabajo que no me gustaba, un trabajo que un “vampiro emocional” y me dije: ahora o nunca. En un par de años, había publicado.

¿Tiene tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritora?

No. No, al menos, lo que entendemos como directa, porque trabajo en Recursos Humanos. Pero es un trabajo basado en el contacto diario con multitud de personas, que me permite reflexionar sobre qué diferente es lo que sentimos, pensamos, lo que queremos de la vida, cómo reaccionamos ante ella… Y esa reflexión y curiosidad es el alimento de cualquier escritor.

¿Cómo te formaste como escritora?

Básicamente, leyendo desde que tengo uso de razón. Sí que he hecho algunos cursos sobre estructura, escritura creativa… Pero la primera escuela de escritura, la indispensable, es leer. Y leer. Y leer.

¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir?

Creo que no. Releer al menos la página anterior al completo antes de comenzar, pero eso no creo que sea una manía. Aunque cuando estoy “deshaciendo nudos” de la trama o tratando de avanzar en alguna parte compleja, necesito hacerlo con un bolígrafo de gel. Azul, no verde. Eso sí puede considerarse una manía, supongo. Y si escribo fuera de mi despacho, necesito un café solo y amargo antes de comenzar. Bueno, tal vez tenga varias…

¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?

Prefiero las primeras horas de la mañana, con un café, la casa en silencio, y comenzando a amanecer. Aunque pocas veces puedo permitirme ese lujo.

Antes de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?

Procuro planificar, porque sé que luego los personajes me llevarán por donde quieran. Y la planificación es mi ancla para volver a la senda de la cordura, cuando eso sucede.

¿Eres una escritora de las que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías?

Planifico y escribo en ordenador. Pero cuando me encuentro algún nudo o atasco, como he dicho, necesito un cuaderno y un boli de gel azul para salir de él. Escribo a mano pros, contras, alternativas, pasajes de la vida de los personajes que hasta el momento no había necesitado saber… Avanzo a ordenador, pero desbrozo a mano.

¿Cómo es un día en la vida de una escritora como tú?

De lunes a viernes, me levanto a las 5:30; ducha, desayuno con periódico y viaje al trabajo. Salgo hacia las 16 h., y me divido entre compras, entrenamientos de los hijos, pilates y compromisos varios. Procuro reservar un rato a la tarde para escribir antes de cenar. El fin de semana todo depende de compromisos familiares, pero normalmente puedo dedicar unas cinco horas al día a escribir.

¿Eres aficionada a la lectura?¿Le dedicas muchas horas a lo largo del día?

Soy una colgada de la lectura, lo he sido siempre. Casi todos los días leo algo, normalmente antes de ir a dormir. El problema suele ser apagar la luz y no robarle demasiado tiempo al sueño. A menudo, fracaso estrepitosamente. 


¿Qué tipo de literatura te gusta leer?

Narrativa de todo tipo, y suelo alternar entre clásicos y actual, aunque leo mucho más de esta última. En cuanto a géneros, un poco de todo. Prefiero la novela histórica a la novela negra, por ejemplo, pero leo de ambas. 

¿Eres lectora de libros de papel o también lees ebooks?

Más ebook, porque así puedo llevar el lector en el bolso y aprovechar cualquier rato que encuentre, pero hay libros en papel cuya edición me llama tanto que no puedo resistirme. 

¿Cuál es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él?

Pues se me hace difícil elegir, porque cada época de mi vida ha tenido el suyo y he sido bastante ecléctica. Desde Julio Verne, Agatha Christie, Sthendal, Benito Pérez Galdós, Jane Austen, hasta Pérez Reverte o Rosa Montero en la actualidad. Pero si tengo que elegir, el libro que tal vez más veces haya leído en mi vida es “Orgullo y Prejuicio” de Austen.

¿Recuerdas algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es? ¿Por qué le tienes especial cariño?

Los libros de “Los Cinco” o de “Puck” eran el mejor regalo que podía recibir en Reyes, sin alguno de ellos era como si me faltara algo. Pero el libro que me convirtió en “lectora compulsiva” fue “Los tres mosqueteros” de Dumas. Aun recuerdo el viaje con mis padres en el que comencé a leerlo. No hubo una sola parada en que me bajara del coche sin él. ¡No pude soltarlo en días! Creo que fue entonces cuando decidí que, alguna vez, yo también escribiría.

¿Qué estás leyendo ahora?

Ahora, básicamente documentación para mi próxima novela. Pero el fin de semana leí de un tirón “El desorden que dejas” de Carlos Montero, y “La escritora” de Carmen Conde. Y mi próxima lectura será “Nada se opone a la noche” de Delphine de Vigan.

¿Si tuvieras que recomendar una novela cuál sería?

Eso sí que es difícil, porque cada lector es un mundo. Por cómo me sorprendieron en su momento, por ser algo que no me esperaba, porque marcaron un cambio en los gustos lectores que en ese momento tenía, “La conjura de los necios”, “Crimen y Castigo” y la primera serie de los Episodios Nacionales de Galdós guardan un lugar especial en mi biblioteca. 

¿Qué autores clásicos y contemporáneos te han influenciado como escritora?

Todos los que he mencionado antes y muchos otros en los que posiblemente ni piense. Una vez que lees un libro, es muy difícil que no tenga un impacto en tu manera de ver la literatura, para bien o para mal. Sea porque es lo que quieres hacer, o lo que tratarás de evitar, todos influyen. 

¿Hay algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna vivencia, tus raíces…?

Pasa un poco como lo que he comentado antes, el mundo en el que vives, la sociedad y la cultura que te rodean te moldean como escritor. Pero lo hacen de una manera en la que apenas puedes distinguir cuánto influye cada aspecto. Yo me he criado en una sociedad audiovisual, marcada por la televisión y el cine; tal vez por eso, los lectores me dicen que cuando leen mis novelas las “ven” 

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?

Más que aficiones, hay muchas cosas que disfruto a tope: pasar una tarde con mi marido, ver a mi familia, animar en los partidos de mis hijos bromeando con las “locas” de las otras madres, ir de cena con mis amigas, las clases de Pilates, la lluvia, el sol, las ocurrencias de mis hijos y mis sobrinos, el Alavés, el Baskonia, el cine de Lubitsch, Cukor o Wilder… ¡Lo que no hay es tiempo para tanto!

¿Crees que Internet y las nuevas tecnologías ha cambiado al lector actual? ¿Por qué?

Más que al lector, al consumidor de ocio en global. A favor de la lectura, el lector electrónico ha abaratado los libros, el comercio electrónico facilita la compra… pero la oferta de ocio es cada vez más amplia y el período de atención que se dedica a los ítems de información cada vez menor. Y sin embargo, el lector, en lo básico, sigue siendo el mismo: esa persona que se olvida de sí mismo por unas horas para sumergirse en otros mundos, otras culturas u otras vidas.

Hablemos ahora sobre tu novela, La pluma dorada:

¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

Del amor a mi abuela, y una reflexión: qué difícil es construir cosas, y qué fácil es perder incluso aquellas que damos por sentadas. 

Hace cuatro años, cuando ella falleció, pensé en algo que me decía a menudo: “si yo pudiera volver atrás, ahora no dejaría de trabajar” Lo decía mirando a sus nietas con orgullo mientras estudiaban, y trabajaban, y decidían qué hacer con su vida. Pero en realidad, ni ella ni sus contemporáneas tuvieron muchas oportunidades de hacer cosas diferentes a las que hicieron… salvo en un período de tiempo en que las mujeres y los hombres llegaron a mirarse de igual a igual.

Me impactó comprender que cuando mi abuela era niña las mujeres habían comenzado a conquistar la vida social —ella misma comenzó a trabajar y disfrutar de cierta independencia, antes de casarse—. Pero entonces llegó la guerra, y un régimen que con la victoria —y el aplauso de muchas mujeres—, trató de borrar a aquellas pioneras. Sin embargo, ya nunca lo consiguieron del todo porque el germen estaba sembrado. Recordar aquel tiempo, recordar gracias a Áurea a mujeres como Carmen de Burgos, Clara Campoamor, Victoria Kent o María de Maeztu, es mi pequeño homenaje a las mujeres como mi abuela, que nos legaron la semilla de la igualdad e independencia. Y a los muchos hombres que las comprendieron y apoyaron.

¿Cómo te organizaste para escribirla?

Normalmente, escribiendo un par de horas al día de lunes a viernes, y todo el tiempo que puedo los fines de semana. Lo peor es gestionar la anarquía en la que inevitablemente caigo cuando escribo.

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?

Ninguna historia concreta, pero sí hay pequeñas partes de la vida de las mujeres que he mencionado antes. Hay memorias y escritos muy interesantes que hablan de esa época: Mª Teresa León, Concha Méndez, Constancia de la Mora, Carmen Baroja, María Lejárraga… Y todas han aportado algo a las vidas de Áurea, Ignacio, Paula, Gabriel o Teresa.

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de La pluma dorada?

Darle un tamaño aceptable. Porque a pesar de que tiene más de 600 páginas, habré escrito el triple, y he tenido que renunciar a muchos pasajes de la vida de los personajes para que tuviera ritmo.

¿Tenías claro desde el principio cómo escribirías la novela?

Sí en cuanto al estilo y el tiempo. Pero en cuanto a la trama, pronto los personajes comenzaron a tomar decisiones con las que no contaba. Hay muchas cosas de la novela que no creí que fueran a suceder.

¿Cómo fue ese momento de ponerte a escribir la primera frase de la novela?

Deseado, porque la escena con la que se abre el libro la tuve clara desde el principio, me resultaba muy visual, muy cinematográfica. Todavía hoy veo claramente a Áurea llegando a la estación casi a la desesperada, pisando un andén lleno de calor y gente, de baúles y maletas de cuero, de vapor de las locomotoras a punto de partir, buscándolo a él…

¿Te llevó mucho tiempo escribirla?

Desde que me planteé la primera idea hasta que la entregué, tres años.

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el lector debería elegirla?

Porque es una novela que desarrolla una historia familiar en la Historia de los años veinte en España. Porque es una combinación de intrigas familiares, superación personal y amores imposibles por la que desfilan personajes históricos reales como María de Maeztu, Carmen de Burgos o Clara Campoamor. Porque Áurea, la protagonista, es valiente, decidida y generosa. Porque ella, ellas, son nuestras bisabuelas, las artífices de que hoy día podamos elegir con libertad.

Y ahora hablemos del futuro:

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

Estoy trabajando en una novela que unirá una historia en el presente y otra de inmigración en el pasado. Una novela con mujeres protagonistas que vivieron en los años 40, los 80 y la actualidad.

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?

Si quieren escribir, solo que lo hagan. Si quieren publicar, que sean inteligentes y pidan opinión a personas con criterio que les puedan señalar los puntos débiles de su obra, y que sean humildes para aceptar esas críticas y corregirlos. Cuando eres novel, las oportunidades son muy escasas, y hay que dar el 110% en cada una para aprovecharlas.

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas. 

Algo breve y sencillo: que le den a Áurea la oportunidad de que los enamore. Sé que lo va a conseguir.

Muchas gracias, Sonia, y mucha suerte con La pluma dorada y tus proyectos futuros.



lunes, 29 de mayo de 2017

Y EL GANADOR DEL EJEMPLAR DE 'EL EXTRAÑO VERANO DE TOM HARVEY' DE @MikelSantiago ES...

a Rafflecopter giveaway

¡¡¡¡ FELICIDADES !!!!



Envíame un correo con tus datos personales y un teléfono de contacto a: lectoradetot@gmail.com lo antes posible.

ENTREVISTA A MARIELA MICHELENA AUTORA DE LA VIDA SON LOS MIÉRCOLES ( @marielamichelen @editorialespasa )

¡Hola a todos!

Hoy quiero compartir con vosotros la entrevista que hice hace unos días a Mariela Michelena, autora de La vida son los miércoles, una novela que sale mañana mismo publicada con la Editorial Espasa. 

Aquí te dejo su sinopsis:

Susana, Eva y Marina, tres mujeres al borde de los cuarenta, amigas desde su juventud y aparentemente «realizadas», tendrán que afrontar una serie de reveses –amorosos, laborales, familiares…– que pondrán a prueba su amistad pero, sobre todo, las obligarán a replantearse su forma de estar en el mundo.

Susana es una ejecutiva de éxito; Eva, una adicta a un amor tóxico con la vida empantanada; Marina, pluscuamperfecta e hiperfeliz en su matrimonio… 

A través de sus diarios personales y correos electrónicos, el lector las irá conociendo en sus propias palabras, en sus hechos y, sobre todo, en sus pequeñas mentiras y en sus grandes traiciones.

Os dejo con la entrevista:

Hola, Mariela, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti.

¿Quién es Mariela Michelena?


Soy una mujer, venezolana, psicoanalista, que escribe libros en sus ratos libres... En ese orden.

¿Cuándo supiste que querías ser escritora?

Tengo la impresión de que en mi caso la cuestión no se planteó en esos términos. Nunca pensé: “quiero ser escritora”. Desde que tengo memoria escribo y no puedo vivir sin escribir. ¿Escribir me convierte en escritora?, no lo sé. ¿Publicar lo que escribo? De verdad que no lo sé, tanto así que todavía me cuesta identificarme a mí misma como “escritora”. Ese es un título nobiliario que sólo los lectores conceden. ¡Habrá que ver! ¡Habrá que preguntarle a ellos y esperar el veredicto!

¿Qué fue lo primero que escribiste? ¿A qué edad lo hiciste?

No sabría decir qué fue lo primero. Sé que desde muy pequeña escribía. Crónicas familiares, pensamientos, unas poesías pedantes e insufribles, cargadas de palabras de domingo. Por suerte dejé de lado a tiempo esa pesada carga y pronto descubrí que era suficiente mi vocabulario de todos los días para contar cómodamente lo que quería.
En cualquier caso, escribir siempre ha sido un refugio y a la vez una puerta de escape.

¿Tiene tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritora?

La verdad es que no. Mi vida cotidiana, mis horarios, mi día a día están mucho más comprometidos con mi profesión de psicoanalista que con mi escritura. 

¿Cómo te formaste como escritora?

Yo diría que leyendo. No hay otra forma. Escribiendo y leyendo sin parar.


¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir?

Ninguna. Siempre llevo un cuadernito en el bolso y cualquier momento es bueno.

¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?

Cuando ya estoy embarcada en un libro prefiero las mañanas. Soy de madrugar y estoy más lúcida a las 7:00 que a las 20:00

Antes de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?

Esta es mi primera novela, así que me parecería pretencioso decir que tengo un método. En este caso me dejé llevar de la mano de mis personajes, que sabían mejor que yo lo que sentían, lo que querían, lo que les iba a pasar...

¿Eres una escritora de las que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías?

Ambas cosas. No están reñidas. El cuadernito siempre a mano es indispensable para atrapar una idea, un momento, un diálogo, una pincelada... y el ordenador termina siendo el dueño de la situación entrados ya en materia. No compiten, no se pelean, cada uno –cuaderno y ordenador- ocupan su lugar y se complementan.

¿Cómo es un día en la vida de una escritora como tú?

Me levanto al alba, suelo ir al gimnasio a primera hora, trabajo, trabajo, trabajo. Aprovecho los ratos libres para leer, hablar con una amiga o responder los correos de mis lectoras. Como bien, duermo completo, hablo cada día con mi familia de Caracas y me acuesto a dormir temprano.

¿Eres aficionada a la lectura?¿Le dedicas muchas hores a lo largo del día?

Si tuviera que prescindir de algo, primero dejaría de escribir que de leer. Le dedico a la lectura todos los ratos que puedo, que siempre son menos de los que me gustaría...

¿Qué tipo de literatura te gusta leer?

Novelas, biografías...

¿Eres lectora de libros de papel o también lees ebooks?

Ambas cosas. Del libro en papel adoro su peso, su textura, su olor. Del ebook la inmediatez y la comodidad de poder llevarlos todos conmigo a donde vaya.

¿Cuál es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él?

Esa es una pregunta imposible. ¿Juan Rulfo? ¿Virginia Woolf? ¿Ana Ajmatova? ¿Rilke?

¿Recuerdas algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es? ¿Por qué le tienes especial cariño?

¿Qué estás leyendo ahora?

Sueños en tiempos de guerra de Ngugi Adichie

¿Si tuvieras que recomendar una novela cuál sería?

Me gustan las novelas en las que uno se puede mudar a vivir. No sé por qué, ante la pregunta me viene el recuerdo de Un buen partido de Vikram Seth. La leí hace muchísimos años, pero fue delicioso sumergirme en sus historias.

¿Hay algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna vivencia, tus raíces…?

Seguramente mi profesión y mis raíces. Hay una especie de musicalidad caribeña que me acompaña haga lo que haga, para bien y para mal...

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?

Me gusta bailar, me gusta cantar boleros, me gusta nadar, me gusta leer a Freud, me gustan mis pacientes...

¿Crees que Internet y las nuevas tecnologías ha cambiado al lector actual? ¿Por qué?

Lo que me preocupa de las nuevas tecnologías es la liviandad con la que pasamos de un contenido al siguiente, la ligereza, el exceso de información que termina siendo vacuo y que lo impregna todo, la lectura, los vínculos, las convicciones...

Hablemos ahora sobre tu última novela, La vida son los miércoles:
¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?


Yo había escrito varios libros sobre mujeres, digamos de psicoanálisis aplicado (Mujeres malqueridas, Me cuesta tanto olvidarte y Mujeres que lo dan todo a cambio de nada) y tenía muchas ganas de aventurarme con un libro de ficción, pero no era capaz de encontrar una idea... así que la idea surgió de Miryam Galaz, editora de Espasa, que había leído mis libros, y que, sin conocerme, una tarde me escribió para proponerme que escribiera una novela sobre el mismo tema. Y de pronto se hizo la luz y prácticamente salió sola...

¿Cómo te organizaste para escribirla?

¡Con mucha dificultad! Fines de semana, y vacaciones. Entre semana me es imposible sentarme con calma a escribir. Corregir, perfilar, es otra cosa, pero, para escribir, para crear algo que antes no existía, necesito tiempo...

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?

Sí, claro, siempre están inspiradas en historias reales. Hay una venezolana que vive en Madrid que se parece mucho a mí y hay otras mujeres que terminan siendo un compendio de las historias que escucho en la consulta o que me cuentan mis lectras...


¿Qué fue lo más complicado de la escritura de La vida son los miércoles?

¡Encontrar tiempo para sentarme a escribir a pierna suelta!

¿Tenías claro desde el principio cómo escribirías la novela?

No tenía ni idea. Era la primera vez. Lo único que tuve claro desde un principio era que quería pasármelo bien y eso sí lo conseguí. Disfruté cada minuto de escribirla. Fui libre, jugué...

¿Te llevó mucho tiempo escribirla?

Un año.

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el lector debería elegirla?

Es una novela honesta que cuenta las historias de tres mujeres de hoy en día, es muy de verdad. Es divertida y a la vez reflexiva... Es fácil identificarse con sus personajes.

Respecto a la promoción de tu novela ¿qué haces para que el lector la conozca?

Responder estrevistas como esta...

Y ahora hablemos del futuro:
¿Tienes alguna novela esperando a ser publicada?

No

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre
él?

Todavía estoy con este “hijo” recién nacido entre manos, me toca cuidar de él, mimarlo, no es tiempo de pensar en otro embarazo... en otra novela, en otro libro...

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?

¡No tengo idea! Yo he tenido la suerte de que mi camino ha sido al revés. En mi caso no fue “novela en busca de editor”, sino “editor en busca de novela”. Pero creo que si yo hubiera escrito una novela en la que creo, no me dejaría desanimar por un no...


Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas.

¿Qué decir? ¡Que espero que del otro lado del libro, los lectores puedan disfrutar de la lectura tanto como yo disfruté de la escritura! ¡Esa es mi apuesta!


-->
Muchas gracias, Mariela, y mucha suerte con La vida son los miércoles y con el resto de tus proyectos.

viernes, 26 de mayo de 2017

JAROSLAV KALFAR, EL ASTRONAUTA DE BOHEMIA (@JaroslavKalfar @TusquetsEditor )


Ficha técnica:

Autor: Jaroslav Kalfar
Título: El astronauta de Bohemia
Editorial: Tusquets Editores
ISBN: 9788490664094
Páginas: 332
Precio: 19 €



Biografía del autor proporcionada por la Editorial:







Jaroslav Kalfař nació en Praga y a los quince años emigró a Estados Unidos, donde reside. Licenciado en la University of Central Florida, donde recibió la beca Frances R. Lefkowitz, el premio Outstanding Fiction Writer y el premio Founder’s Scholar, estudió un máster en Fine Arts en la New York University, donde fue el becado Goldwater y uno de los tres nominados al premio E.L. Doctorow. El astronauta de Bohemia es su primera novela.






Sinopsis proporcionoada por la Editorial:

Huérfano desde niño, y educado en la Checoslovaquia rural por sus abuelos en circunstancias particularmente difíciles, Jakub Procházka es un joven astrofísico preparado para convertirse en el astronauta más célebre de su país. Cuando una peligrosa misión con destino a Venus le brinda la oportunidad de proclamarse héroe nacional y, a la vez, de expiar los pecados de su padre —infamante colaborador en la época comunista—, Jakub decide lanzarse al espacio desconocido. Si dejar atrás a su mujer ya lo sume en la incertidumbre, al hallarse completamente solo en la vastedad del universo no puede evitar que lo visiten no sólo algunos fantasmas del pasado, sino, sobre todo, un fantasma muy real, de formas no humanas, con quien traba una amistad cada vez más estrecha. El destino de Jakub, íntimamente ligado a los hitos de la historia checa, dará más de un giro inesperado. En una atmósfera onírica en la que lo intergaláctico se alía con lo más cotidiano, y la fantasía impregna lo más tangible, incluidos los hechos inapelables, nada parece decidido de antemano. Y, aun así, sombras insistentes proyectan sus tentáculos en el viaje vital emprendido por Jakub.

Mi opinión:

No suelo leer novelas de ciencia ficción, por lo que cuando vi la portada de El astronauta de Bohemia, pensé que no era una novela para mí. Sin embargo, le di una segunda oportunidad parándome a leer su sinopsis y fue entonces cuando supe que debía leer esta novela.

El astronauta de Bohemia ha sido una novela que me ha sorprendido desde la primera página, no sólo por la historia que explica, si no también por sus personajes y, en especial, Jakub, su protagonista. 
A lo largo de la historia, el autor baraja con soltura tres historias que se entretejen a la perfección, tratando temas tan dispares como la vida desde la infancia de Jakub, la historia de la antigua Checoslovaquia y el presente de Jakub como astronauta. Como os podréis imaginar aunar esas tres historias dentro de una novela es cuanto menos sorprendente, pues dejadme deciros que es eso precisamente lo que convierte a El astronauta de Bohemia en una novela genial.

Sobre el estilo del autor sólo puedo decir que también me ha sorprendido mucho. Pese a tratarse de la primera novela de Jaroslav Kalfar considero que su estilo es muy cuidado y sencillo. Jaroslav Kalfar, pese a ser un autor muy joven,  sabe tratar de manera magistral las emociones y los sentimientos a través de sus personajes.



Personalmente la parte que más me ha gustado (por lo que de original tiene su trama) es la parte de Jakub astronauta y el mundo surrealista que ser representa, donde la Nutella tiene un papel protagonista. Sí, he dicho Nutella... ¿Astronauta? ¿Nutella? parece surrealista, ¿verdad? Creedme, lo es.


Después de leer El astronauta de Bohemia, surrealismos a parte, considero que esta es una novela que trata uno de los grandes temas de la historia de la literatura como es la Soledad, la soledad con mayúsculas, porque ¿quién puede estar más solo que un astronauta en medio de el espacio exterior?.


Sin lugar a dudas, recomiendo mucho la lectura de El astronauta de Bohemia, una novela diferente y que merece mucho la pena.



jueves, 25 de mayo de 2017

ENTREVISTA A INMA CHACÓN AUTORA DE ‘TIERRA SIN HOMBRES’ (@_inmachacon @Planetadelibros )

¡Hola a todos!

Hoy os traigo la entrevista que hace unos días hice a mi admirada Inma Chacón, donde hablamos sobre ella como escritora y lectora, y sobre su última novela: Tierra sin hombres. Os dejo con la entrevista:

Hola, Inma, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti, por si alguien aún no te conoce. 

¿Cuándo supiste que querías ser escritora?

Nunca quise ser escritora, las circunstancias me llevaron al mundo de la literatura.

¿Qué fue lo primero que escribiste? ¿A qué edad lo hiciste?

“La princesa india”, tenía 51 años cuando se publicó.

¿Tiene tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritora?

En cierto modo sí, porque me dedico a la dar clases de Documentación. Me encanta la fase de documentación para mis novelas.

¿Cómo te formaste como escritora? 

Escribo de una manera muy intuitiva, me he ido formando conforme iba escribiendo.

¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir? 

No.

¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día para escribir? 

Me gusta más por las mañanas, tengo la mente más despejada.

Antes de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?

Planifico algunas cosas, pero luego la novela va creciendo y va tomando diferentes caminos al que pensé en principio.

¿Eres una escritora de las que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías?

Escribo a mano al empezar, en un cuaderno de viajes. Luego paso al ordenador.

¿Cómo es un día en la vida de una escritora como tú?

No me gusta madrugar, cuando no tengo que ir a la universidad, me levanto sobre las 10 h. y me pongo a escribir sobre las 11 h. Escribo durante 6 ó 7 horas, a veces se me olvida hasta comer. Por la tarde leo. Y por la noche veo series de televisión.

¿Eres aficionada a la lectura?¿Le dedicas muchas horas a lo largo del día?

Me encanta leer. Muchas veces cojo un libro después de comer y no lo dejo hasta que lo he terminado.

¿Qué tipo de literatura te gusta leer?

Novela, poesía y teatro.

¿Eres lectora de libros de papel o también lees ebooks?

Siempre papel, me gusta el libro como objeto, su tacto, su olor, la posibilidad de subrayar o anotar cosas al margen.

¿Cuál es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él? 

García Márquez: El amor en los tiempos del cólera.

¿Recuerdas algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es? ¿Por qué le tienes especial cariño?

Viento del Este, viento del Oeste, de Pearl S. Buck, una de las primeras lecturas que me recomendó mi madre.

¿Qué estás leyendo ahora? 

Cuando todo era fácil, de Fernando J. López, un autor al que quiero muchísimo.

¿Si tuvieras que recomendar una novela cuál sería? 

Me ha encantado Patria, de Aramburu, una reflexión necesaria sobre las consecuencias del terrorismo de ETA.

¿Qué autores clásicos y contemporáneos te han influenciado como escritora?

Clarín, Flaubert, Vargas Llosa, García Márquez, Torrente Ballester, Tolstoi, Gorki, entre otros.

¿Hay algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna vivencia, tus raíces…?

Creo que todo ello, somos un cúmulo de experiencias que nos acompañan siempre.

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas? 

Me gusta viajar, el cine, y estar con la familia y con los amigos.


Hablemos ahora sobre tu novela, Tierra sin hombres:

¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

Está inspirada en la historia de la abuela de un amigo mío, que nació en una aldea cercana a Ferrol.

¿Cómo te organizaste para escribirla? 

Me hice un cronograma con los acontecimientos históricos que quería que apareciesen en la novela y los acontecimientos ficticios. Empecé siguiendo el cronograma, pero luego la novela fue creciendo por otro lado. Al principio pensé escribir la historia real, pero empecé a ficcionar y se impuso la ficción sobre la realidad.

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?

Sí, es muy diferente, ni siquiera los personajes que aparecen en la novela son como en la realidad.

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de Tierra sin hombres? 

Crear un personaje abstracto, como es la Naturaleza, que influye en los personajes y se integra en sus historias.

¿Tenías claro desde el principio cómo escribirías la novela?

En lo básico, sí.

¿Cómo fue ese momento de ponerte a escribir la primera frase de la novela?

Lo hice antes de ir a Galicia para documentarme. Quería que empezase en un entierro, en un día oscuro, bajo un temporal, con los paraguas abiertos sobre los familiares de luto.

¿Te llevó mucho tiempo escribirla?

Más o menos dos años y medio.

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el lector debería elegirla? 

Es una novela que te atrapa desde el principio, donde hay muchas pasiones, mucho amor, muchos celos, venganzas, secretos y juramentos que se van enredando unos en otros.

Y ahora hablemos del futuro:

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él? 

De momento no puedo escribir, estoy viajando mucho con “Tierra sin hombres”.

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?

Que no se desanimen si les rechazan en una editorial y busquen otra.

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuya. 

Muchas gracias a todos los lectores que se han interesado por mi obra, sin vosotros no tendrían sentido.

Muchas gracias, Inma, y mucha suerte con Tierra sin hombres y tus proyectos futuros.

-->

Related Posts with Thumbnails