jueves, 26 de diciembre de 2013

JESSICA BROCKMOLE, CARTAS DESDE LA ISLA DE SKYE






Título: Cartas desde la isla de Skye

Autor: Jessica Brockmole

Editorial: Planeta

ISBN: 978-84-08-10136-9

Páginas: 280

Precio: 18,50 €

Puntuación: 4,5/5



Sinopsis de la editorial

Marzo de 1912. Elspeth Dunn —una joven escritora que jamás ha abandonado su hogar en la remota isla escocesa de Skye— recibe la carta de un admirador norteamericano. La firma el universitario David Graham y supone para ella una puerta al mundo. 

A medida que los dos se vuelcan en la correspondencia —compartiendo sus esperanzas más atrevidas y sus mayores secretos— su intercambio acaba convirtiéndose en amistad y, con el tiempo, en amor. Cuando estalla la primera guerra mundial, David se alista como voluntario y la correspondencia se trunca. 

Junio de 1940. En plena segunda guerra mundial, la hija de Elspeth, Margaret, se enamora de un piloto inglés. Su madre trata de disuadirla; sabe, por experiencia, lo doloroso que es mantener una relación en tiempos de guerra. Un día Elspeth desaparece dejando unas cartas tras de sí. Margaret se adentra con ellas en un pasado del que nada sabía.



Desde la primera vez que vi este libro en los blogs americanos, supe que era una historia que me iba a encantar. Una historia de amor contada a través de las cartas de sus protagonistas durante la guerra, ¿quién puede resistirse a algo así?

La historia está compuesta únicamente por cartas, pero durante dos épocas diferentes. En la primera, en 1912, David, un joven americano lee un libro de poemas durante su convalecencia en el hospital tras un pequeño accidente, y queda tan entusiasmado que decide escribir a su autora, Elspeth Dunn, a su pequeña isla escocesa como fan de su obra. David no sabe que es el único lector que jamás ha escrito a Elspeth, y así comienzan su correspondencia, hablando sobre la vida, sobre ellos mismos y, con el tiempo, enamorándose pese no haberse conocido nunca en persona. Pero no solo están separados por un océano, sino que pronto les separará también la I Guerra Mundial.

En 1940 Margaret, la hija de Elspeth, mantiene correspondencia también con su pareja en mitad de la II Guerra Mundial. En esta época conocemos a una Elspeth totalmente distinta a la jovencita que escribió aquellas cartas a David, una Elspeth que Margaret está a punto de descubrir.

Y así, intercalando las correspondencias de ambas mujeres, vamos recomponiendo la historia de dos personas que se amaron pese a que las circunstancias, tanto personales como las de la propia contienda, les impidieron estar juntos. Amamos a alguien si poder evitarlo, decía Elspeth.

Una de las ventajas que tiene no ser “nativo informático” es que en algún momento del pasado hemos recibido cartas. ¿Habéis recibido cartas de vuestras parejas cuando estaban fuera, por alguna circunstancia? ¿No era lo más maravilloso del universo entero? La emoción de mirar cada día el buzón hasta que al fin llegaba el momento de abrir la carta, leerla y contestar lo más rápido posible no tiene comparación, y os prometo que me encantaría que volvieran los sobres, los sellos, la pluma y el papel. Con Cartas desde la isla de Skye he revivido todo ese torbellino de sensaciones; ha sido precioso. Quizás una parte del final de la historia me pareció un tanto forzada, y por eso no le voy a dar la máxima puntuación, pero es un libro que recomiendo a los románticos empedernidos.



Reseña escrita por Isi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails