miércoles, 1 de mayo de 2013

ENTREVISTA A JAVIER RODRÍGUEZ ALCAYNA



¡Hola a todos!
Una semana más estamos aquí para compartir con vosotros una de las última entrevistas que hemos realizado. En esta ocasión os dejamos con Javier Rodríguez Alcayna, autor de La indiferencia de los pájaros. Os dejamos con él:


Hola, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti. 


¿Quién es Javier Rodríguez Alcayna?

Una persona a la que le gustan mucho los libros y escribir.

¿Cuándo te diste cuenta que querías ser escritor?

La verdad es que no recuerdo ningún momento concreto. Desde que recuerdo tengo el deseo de escribir, y antes de saber hacerlo ya inventaba historias con mi hermano.

¿Qué fue lo primero que escribiste?

Lo más antiguo que tengo es un cuento que les regalé a mis padres. Una historia policiaca en Inglaterra tipo Sherlock Holmes que acompañé de dibujos míos. Recuerdo que incluso le puse unas tapas de cartón marrón y que cuando la acabé la miré emocionado.

 ¿A qué edad lo hiciste?

Creo que tenía unos siete u ocho años.

¿Tiene tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritor?

No, no tiene relación directa; aunque sí que guarada vínculos con el mundo cultural.

¿Cómo te formaste como escritor?

Pues para mí es muy importante leer, por supuesto, porque es la forma de descubrir el tipo de escritor que uno quiere ser y también, muchas veces, es lo que anima a escribir. Un día lees algo maravilloso y piensas, “¿sería yo capaz de hacer algo así?” y te pones a intentarlo.

También es muy importante aprender técnicas narrativas y para eso tanto los libros especializados como los talleres literarios han sido de mucha ayuda.

Y, finalmente, los suplementos culturales, los blogs... cualquier cosa que te ayude a saber qué está pasando en el mundo literario.

¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir?

La verdad es que no. Sí que es cierto que si escribo en la biblioteca de mi casa me gusta ver mi calle por la ventana. También me gusta poner libros que me gustan alrededor del portàtil para crear un ámbiente propicio, aunque todo esto lo hago porque me gusta, porque me resulta divertido, y no porque me sea necesario para poder escribir o concentrarme; es por eso que no veo que sea una manía.

¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?

Lo mejor para mí es por la tarde, después de una buena siesta. En cuanto a lugares, me vale cualquiera en el que encuentre un hueco, pero puestos a elegir, la biblioteca de mi casa o en la cama.

¿Cómo te organizas para escribir?

Lo primero es encender el ordenador, y mientras arranca me meto en la cama, si voy a escribir ahí, o subo la ventana y pongo libros alrededor, si me apetece. Una vez me siento es como si se activara un interruptor en mi cabeza y desaparece todo lo demás.


¿Eres un escritor de los que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías?

Pues me decanto por las nuevas tecnologías desde que entró el primer ordenador en mi casa, cuando tenía diez años. Una vez probé a escribir a mano pero enseguida comprendí que, en mi caso, aquello iba a suponer mucho tiempo sin percibir ninguna compensación especial, ya que escribir a mano no me supone un placer especial ni me concentro más, por decirte alguna de las razones por las que creo que a la gente le gusta escribir a mano.

Antes de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?

Pues paso un tiempo antes con la historia en la cabeza, sin hacer ninguna nota pero viusualizando determinados puntos concretos de la historia que después trato de unir una vez empiezo a escribir. Cuando llevo algunos capítulos empiezo a planificar de un modo más concreto, sobre todo planificando las distintas escenas.

¿Cómo es un día en la vida de un escritor como tú?

Pues tengo que compartir la vida de escritor con mi otra profesión, así que primero me dedico al trabajo que no consiste en escribir y después, me pongo con la literatura.

¿Eres aficionada a la lectura?¿Le dedicas muchas horas?

Sí, sí que me gusta mucho leer. Procuro hacerlo al menos una hora todos los días.


¿Qué tipo de literatura te gusta leer?

Pues me gusta mucho la literatura contemporánea, pero también los clásicos, incluso la literatura medieval y la greco-latina. En realidad puedo leer cualquier tipo de historia y cualquier género siempre que los personajes estén bien contruidos.

¿Eres lectora de libros de papel o también lees ebooks?

Me gusta mucho el papel, porque un libro impreso me atrae incluso como mero objeto, pero no tengo ningún problema con los ebooks, que se están forjando su propia personalidad y espacio con la Generación Kindle o los Indiebooks de los que tanto se habla en redes sociales; es interesante asistir al nacimiento de todo ese mundo y creo que hay que tenerlo en cuenta.

¿Cuál es tu autor favorito?

Tengo muchos autores que me gustan pero quizá el que más me influyó en un momento determinado fue Cesare Pavese. Cuando descubrí su obra “La playa”, aprendí la importancia de la sencillez en la literatura. Es un autor que siempre serán muy especial para mí; de hecho tengo pensado aprender a leer italiano alguna vez para poder leerlo directamente.

¿Nos podrías recomendar una obra de él?

Por supuesto, “La playa”; aunque debo decir que siempre he fracasado cuando la he recomendado porque a la gente no le suele gustar. Por eso diré también “De tu tierra”, “El bello verano” o “Entre mujeres solas”, que son tres novelas extraordinarias. En cuanto a los relatos, “El mar” o “La chaqueta de cuero” siempre me han gustado mucho.




¿Recuerdas algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es?

Sí, recuerdo uno que se llamaba “El búho que tenía miedo de la oscuridad”

¿Por qué le tienes especial cariño?

Me lo regaló mi madre cuando tenía seis años porque me daba un poco de miedo la oscuridad. Es de los primeros libros un poco “largos” que leí.

¿Qué estás leyendo ahora mismo?

Acabo de terminar “Lo que no está escrito” de Rafael Reig, que es un autor que me gusta mucho y la novela está muy bien y es muy intensa.

¿Si tuvieras que recomendar una novela cuál sería?

Recomendaría muchas, pero, por decirte una, diré “Chesil Beach” de Ian McEwan. Me parece una novela con una estructura casi perfecta, además de ser muy intensa y emotiva. La mejor, para mi gusto, de este autor.



¿Qué autores clásicos y contemporáneos te han influenciado como escritor?

Ya he hablado de Cesare Pavese, que lo incluiría a mitad de camino entre clásico y contemporáneo.

De clásicos diría que Dante, Emily Dickinson y Juan Ramón Jiménez despertaron en mí una aspiración a lo poético en la narrativa, algo que también me pasó con la “Sonata de otoño” de Valle-Inclán. En cuanto al gusto por narrar, Boccaccio y, como cualquiera que escriba en español, Cervantes.

Además de Pavese, como ya he dicho, me gusta mucho Scott-Fitzgerald porque es un escritor con marcados destellos de genialidad.

De los contemporáneos, Antonio Gamoneda (de nuevo por las deseadas aspiraciones poéticas). También me gusta mucho la forma de escribir de Andrés Neuman y de José María Merino. Y María Tena, cuya novela “Todavía tú” me parece extraordinaria.

¿Hay algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna vivencia, tus raíces…?

El cine siempre me ha ayudado mucho a imaginar, al igual que la música; y el haber crecido en un lugar luminoso me hace escribir historias en las que la intensidad de la luz son importantes.

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?

Siempre me ha gustado mucho el deporte. He hecho kárate y sobre todo he jugado mucho al fútbol. Desde hace poco más de un año practico con mucha asiduidad la bicicleta de montaña y le he cogido mucha afición porque es un deporte que te permite un contacto muy directo y profundo con la naturaleza,

¿Crees que Internet y las nuevas tecnologías ha cambiado al lector actual? ¿Por qué?

Sí, creo que sí. Ha aumentado la necesidad de inmediatez que ya era propia de una sociedad en la que las imágenes son cada vez más importantes. Ahora vivímos más rápido y en consecuencia parece que la literatura debe serlo también.

Prueba de ello es que pocos autores comienzan sus novelas con una descripción minuciosa de un paisaje, como sucede, por ejemplo en “La Regenta” (un libro estupendo, por otro lado). Sin duda, en el siglo XIX la gente tenía más tiempo.

Hablemos ahora sobre tu novela, La indiferencia de los pájaros:



¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

Todo comenzó a partir de una visión que me vino de repente de un hijo que discute con su padre, de avanzada edad, cuando lo encuentra cavando en el jardín de la casa donde viven ambos. Fue un fogonazo que me vino un mediodía, mientras buscaba una historia sobre la que escribir.

¿Cómo te organizaste para escribir La indiferència de los pájaros?

Le di vueltas hasta tener claros una serie de hitos que eran importantes para la historia: la primera discusión entre Gabriel y su padre, escenas de la relación de Gabriel y Claudia, de Irene... Eran escenas sueltas pero que sabía que quería escribir; después traté de llenar los huecos vacíos. Con eso me salió un primer borrador, y le di vueltas y vueltas hasta hacer tres más.


¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?

No, no hay ninguna historia real concreta detrás. Es, en cierto modo, una novela de denuncia social y reflejo movimientos sociales similares a los que se han constituido de un tiempo a esta parte; de hecho Claudia, una de las protagonistas, es miembro activo de uno de ellos. Respecto a la corrupción urbanística, que también aparece en la novela, por desgracia hay infinidad de casos en España, pero yo no he pensado en ninguno en concreto. Lo que sí que es real es la ciudad que se esconde tras el escenario de mi novela, aunque nunca digo su nombre: Toledo. Quien la conozca bien podrá reconocer lugares concretos. Toledo es como un personaje más de la novela, aunque oculto, y lo hice por el puro placer estético que me produce la ciudad.

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de La indiferència de los pájaros?

El personaje de Claudia fue lo más difícil. Cuando terminé el primer borrador no tenía fuerza. Le cambié la personalidad de principio a fin hasta conseguir una Claudia renovada que funcionaba.

¿Tenías claro desde el principio cómo escribirías la novela?

Tenía claras determinadas ideas, pero lo que había entre ellas era una nebulosa que se fue disipando a medida que avanzaba en la redacción. Estaba claro que quería una novela sobre el silencio de las relaciones humanas, con una historia de amor complicada y temas sociales (todo esto visualizado en escenas concretas). Lo demás lo descubrí poco a poco.

¿Cómo fue ese momento de ponerte a escribir la primera frase de la novela?

Fue un momento de incertidumbre, de prueba. Un “a ver qué pasa”. Al final esa frase primigenia, la del primer borrador, desapareció de la novela y ya no la recuerdo. Fue sustituida por “El horror empezó aquella tarde”; una frase que suscita muchas preguntas.

¿Te llevó mucho tiempo escribir La indiferència de los pájaros?

Tardé dos años y medio.

¿Y todo el trabajo de documentación que tiene esta novela?

Es ficción contemporánea. Una novela sobre temas actuales y el mundo de hoy, por lo que la documentación no fue mucha. Me informé sobre tablas romanas, hay una que juega un papel fundamental en la novela; pero no mucho más.


Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el lector debería elegirla?

Quienes la han leído me han dicho que es una novela entretenida que engancha desde el principio. Además es muy variada, cuenta la historia de un chico joven que vive con un padre mayor cuya vida se ve alterada cuando el padre hace un descubrimiento al cavar en el jardín que le llevará a recorrer un camino que le hubiese gustado no tomar nunca.

Es una historia de denuncia social, de relaciones humanas, de amor y sexo que nos cuenta la importancia de nuestro comportamiento individual a la hora de ayudar a que la sociedad sea mejor.

Respecto a la promoción de tu novela ¿qué haces para que el lector la conozca?

He hecho cuatro presentaciones: en la Asociación de Escritores y Artistas Españoles de Madrid, en la Casa del Libro de Valencia, en la Librería Hojablanca de Toledo y en la Biblioteca León Tolstoi de Las Rozas de Madrid. También un acto de firmas en la Casa del Libro de Torrelodones. Tengo pendientes algunos actos más en los próximos meses.
También tengo un blog: http://javierrodriguezalcayna.wordpress.com, donde cuelgo contenidos sobre la novela y su promoción; cuenta en twitter: @jralcayna; y página en facebook.
Me han hecho un par de entrevistas en la radio y ahora esta, que es un gran placer hacerla.

Además de esta novela,¿tienes otras novelas publicadas? ¿Nos puedes hablar un poco de ellas?

No, “La indiferencia de los pájaros” es la primera novela que he publicado.

De todas tus novelas, ¿cuál recomendarías a un lector que no haya leído nunca nada de ti?¿por qué recomiendas una y no algunas de las otras?

Como solo he publicado “La indiferencia de los pájaros”, no tengo aún más que frecer al lector.

Y ahora hablemos del futuro:
¿Tienes alguna novela ‘esperando en el cajón’ a ser publicada?

En realidad no. Escribí una hace diez años y nunca la he intentado publicar. Aprendí mucho con ella y le tengo cariño, pero está muy bien donde está.

¿Estás trabajando en algun nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

Estoy con el primer borrador de mi segunda novela. Todavía estoy muy al principio, así que hay poco que contar. Intento hacer algo distinto, porque eso un desafío que me estimula como escritor.

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novel·les sean publicadas?

Que sean constantes y que nunca se desanimen. Tan escritor es el que publica como el que no y en ocasiones el que una novela sea rechazada no significa que no sea buena, sino que no ha encontrado las personas que la sepan apreciar. Por otro lado, ahora, por suerte, hay muchas formas de llegar al lector.

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas.

Pues que les invito a descubrir “La indiferencia de los pájaros”, porque es una novela que además de entretener les propondrá ideas sobre las que reflexionar.

3 comentarios:

  1. No conocía al autor ni su obra, gracias por la entrevista, un saludo

    ResponderEliminar
  2. Me gustó mucho su libro, me ha gustado leer la entrevista y ver cosas que yo no pregunté. Me ha reusltado muy interesante.
    Un beso!

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails